Poesía de Juan Lapeyre

La mente, ese océano en que cada forma …

poemas no sabios

sueña el mar en tu mano
con un minúsculo cielo
donde el silencio es la lluvia
que baja a mirarlo y morir

donde los ojos estallan
en relámpagos de ira
llamando con voz mordida
a otro mar encerrado

y entre los labios se moja
cada estría de su abismo
que recoge como una sanguijuela
dormida la mañana que vendrá

——————

te recuerdo ahora cuando resbala
sobre el silencio impermeable
dos o tres palabras que me hicieron
callar para ocultarnos

en la ciudad no suelo
en la superficie de cada cuenta
rozar lo que me hiciste
la resistencia a encontrarte

en la ciudad todo tiene un tono
de un espacio medido
música de hotel que espera
alquilarse a dos amantes
simplemente un desperdicio

no pude contigo
no supe no llamé
mis palabras eran
llantas que patinan en el asfalto mojado

pero no te reías

——————–

en el aire se moja la desnuda
ansiedad de llamarte entre la gente
y se enciende también y también miente
y confiesa su cuerpo con su duda

bajo ropa impregnada de una muda
soledad a sonidos sin oyente
se despoja de sexos mientras siente
que su vacío se abre cuando acuda

la voz a despertarlo de sus mares
la luz a sacudirlo de sus máscaras
la lluvia a sumergirlo con su tela

Pero nadie vendrá por estos bares
y el aire que recoge a estas cáscaras
también se lleva el tiempo y me congela

VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!

Poemas relacionados:

  1. Juego de niños
  2. Hold my hand
  3. Frío en la noche
  4. Sin palabras absolutas
  5. Escucho al corazón
  6. danza
  7. Ningún recuerdo
  8. Pensar con el corazón
  9. encerrado en el incendio de una antigua casona

Wed, July 5 2006 » Uncategorized

Leave a Reply

goin up