Poesía de Juan Lapeyre

La mente, ese océano en que cada forma …

pensamientos

vuelve sobre sus pasos se demora
en esos ojos contra el lago grita
atravesada por su mismo rostro
ahora piensa no debo ver espejos

en la rama se mece como un juego
un par de cuervos gritan sin parar
llaman a alguien a algo nadie sabe
sin viento que los mueva callan vuelan
yo pienso prueba de que existe dios?

la luna se golpea en las miradas
de estos niños ya quietos espantados
no la luna celeste sino aquella
enorme bola amarilla encima
que te obliga a rezar el universo
se deforma hasta odiarte pensarán

las olas tienen crestas espumosas
y sonidos cascados entre algas
se arremolinan en tus pies amada
a pedirte que vayas con sus reyes
pues no conocen otra más hermosa
ni cuerpo tan callado ni nocturno
la luz del alma da sobre tu piel
será que sienten mi deseo ahora
y se preguntan donde está el amor

se tuerce el árbol contra el mar y llora
hojas frágiles de metal verdoso
se pierden vidas pétalos marías
las calles se reparten por el pueblo
con sus voces perdidas y la noche
se ha vuelto una maraña de caminos
que terminan en otros infinitos
y solo pienso ahora en otro día

obsesivos perfectos como lanzas
como hebras de susurros en los cráneos
insistentes perpetuos terminantes
bajo continuo lluvia
luz dispersa y un solo
de columnas rotas bajo el cielo

VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!

Poemas relacionados:

  1. pensamientos
  2. Luna que me gobierna
  3. fumar bajando las escaleras
  4. Fuga
  5. Otra vez bajo la luna
  6. Cogito, ergo sum
  7. NOCTURNO ENTRE LA LUZ Y EL INSOMNIO
  8. cuando sales a la calle / cuando no sales
  9. plaza de noche y con ruidos

Mon, November 6 2006 » Uncategorized

Leave a Reply

goin up