Poesía de Juan Lapeyre

La mente, ese océano en que cada forma …

Dolor

Este dolor se queja de abandono.
Gime adentro, llamando, reclamando.
Lo tengo bajo llave, lo protejo
de sí mismo, lo cuido y lo reviso
cada mañana, al irme a mi trabajo,
y cada noche al regresar, también.

Pero igual se revuelve contra mí
y me lastima al mirarme con sus sombras,
que no se las quita para nada, como
si fuera para acusarme de algo.

Yo sé que no lo entiendo, pero intento.
Me crece lentamente, me conversa
cuando está más tranquilo y llora, dice.
Extraño, casi humano, inofensivo.

Se me ha hecho costumbre esta cadena.
Sin ella, sentiría que algo falta.
Aunque a veces la olvido y hago un viaje.

Cuando regreso, busca mi mirada
para saber si sólo ha sido ahora
o quiero despedirme para siempre.

No creo, siempre encuentro en su silencio
un especie de paz y desahogo.
Nunca podré decírselo, se iría.

VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!

Poemas relacionados:

  1. Algo canta siempre en mí
  2. Interiores, nº 3
  3. filtración
  4. cuando sales a la calle / cuando no sales
  5. Interiores, n° 2
  6. La complejidad de lo real
  7. Viaje de los dos
  8. Del tiempo que no existe
  9. Ahora vienes a verme

Tue, March 27 2007 » conciencia, situaciones, vida, yo

Leave a Reply

goin up