Poesía de Juan Lapeyre

La mente, ese océano en que cada forma …

Sólo es un poema

Todo termina aquí, suelo decirme, pero miento.
El hilo es sutil, la historia susurra sin callarse.
Sólo hace falta más atención, soy el de siempre.
Y todo podría ser distinto, lo cual es cierto, pero no conmigo.
Es que tengo una línea que recita mi corazón todos los días.
Claro que la ignoro, la borro con el tráfico, la mezclo
con lo que encuentre en la calle, que no es malo.
Una misma letra, con ritmo cambiante quizá, terca.
Me dice cómo ser, cómo mirar, dónde pararme, comer.
Suena a funámbulo digno sobre las olas del viento.
A un viejo puro que vuelven a fumar cada tarde de ronqueras.
La misma olla de barro con los dibujos de la historia.
Una sopa que heredamos desde que llegamos aquí.
Y un juego que consiste en armar lo distinto con lo de siempre.

Remo entonces, o nado, o solo me quedo sentado, mientras protesto,
inútilmente, claro, contra la naturaleza de la vida que aglomera
en esta cara con barba naranja la falta de sutileza de la gloria.

Para qué cantar las disonancias si al final no lo son.
Eso pensaba, antes, cuando no sabía.
Y ahora que sé, me quejo igual porque sabe a ají.
Solo un poco, para que roer esta cadena sea
un modo de amar el tiempo y mi pasado.
Y me deje escapar en alguna bulla y otro me conozca.

Todo termina aquí, puedo decir, pero sólo es un poema.
Después, veremos.

VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!

Poemas relacionados:

  1. Sin ojos
  2. cadenza
  3. Esta máquina está viva
  4. y sólo en tus ojos
  5. este negocio en quiebra
  6. naturaleza muerta
  7. Podar
  8. Ver no solo yo
  9. Nada viene solo

Thu, May 10 2007 » camino, conciencia, existencia, memoria, tiempo, vida, yo

Leave a Reply

goin up