Poesía de Juan Lapeyre

La mente, ese océano en que cada forma …

plaza de noche y con ruidos

el mar se mece en el cielo
la luna en media luna se ofrece
danza de lluvia dan también los niños
salen a la calle a gritar en fuentes sin callarse
vaivén del universo
tonadas de blanco y negro
que cada dedo toca a saltos mientras se miman
nubes de sílabas extrañas se forman en el aire
con síncopas de copas de cristal que se rompen
un paso aquí de vuelta dos pasos y vuelta
dos pasos un paso dos tres rápidos y uno
y todos en desorden lo repiten sin sentido
corren y saltan se encienden en velas
fuego fuego
agua agua
y luego fuego
y luego agua
el tiempo es sólo un charco para ellos
sin agotarse sin agitarse sin oscurecer
llaman con rutas tejidas de sonidos
ríos de movimientos que no tienen orden
o sólo la música de la lluvia llevada por el viento
o solo el tráfico incesante de sílabas que mandan
mensajes que exploran los orificios de cada uno
y la paciencia del cuerpo y la energía que se esconde
en fin
que luego acaba
mientras cae la noche
bajo la luna a medias ceñida al cielo donde el mar se mira
y el infinito descansa
hasta que vuelvan esos niños

VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.6_1107]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!

Poemas relacionados:

  1. y de cada modo
  2. Interiores, n° 2
  3. la noche moja riberas en tu alma
  4. Persecución de la luna
  5. Mientras el amor termina de procesar
  6. Nada es siempre
  7. Inolvidable
  8. Donde la luna sonríe
  9. Luna que me gobierna

Sun, May 20 2007 » ironía, sensaciones, ternura

Leave a Reply

goin up